Enseñanza online: modelo TPack y Plan & Go - Soluciones integrales Para Centros Educativos | Educando.es
20844
post-template-default,single,single-post,postid-20844,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Enseñanza online: modelo TPack y Plan & Go

Enseñanza online: modelo TPack y Plan & Go

Con el paso del COVID 19 por nuestras vidas y sus efectos colaterales en la educación, parece imparable la integración cada vez más intensa de las nuevas tecnologías en los procesos educativos. Uno de los principales retos en este nuevo escenario es comprender el papel que los profesores desempeñan en esta integración.

Los profesionales de la Educación ya dominan qué enseñar y cómo enseñarlo; pero ahora, con la entrada masiva de las nuevas tecnologías, ese conocimiento se hace mucho más complejo, ya que aparece un elemento más a tener en cuenta: el tecnológico. Algo que incluye, a su vez, muchas variables:

  • Comprender el lugar de las TIC en la cotidianeidad del alumnado, de su trabajo y el aprendizaje.
  • Dominar, tanto alumnado como profesorado, nuevas habilidades (buscar, seleccionar, curar, compartir y producir contenidos).
  • Conocer herramientas y entornos digitales para la Educación.
  • Dominar los nuevos dispositivos físicos (móviles, tablets, ordenadores, Chromebooks etc)
  • Adaptar la forma de enseñar y el diseño instruccional al aprendizaje híbrido que probablemente se avecina en septiembre.

 

¿Y cómo integrar el conocimiento disciplinar (qué enseñar), el conocimiento pedagógico (cómo enseñar) y el conocimiento tecnológico? Es en este complejo escenario donde entra el modelo TPACK (Technological Pedagogical Content Knowledge), que debemos a Koehler y a Mishra.

Desde este modelo se subraya la necesidad de no pensar en la tecnología como un “adorno” o mero añadido al conocimiento pedagógico y disciplinar. Integrar las TIC en nuestras aulas no solo supone conocer las herramientas, sino también darle una vuelta de tuerca a nuestras prácticas y al diseño de las experiencias de aprendizaje que construimos para nuestro alumnado, revisar y darles un nuevo significado a los conocimientos pedagógicos y disciplinares cuando incluimos las nuevas tecnologías.

El docente actual que sea capaz de integrar estos tres conocimientos representa un perfil distinto al de un especialista disciplinar (un matemático o un historiador), o de un profesional de la tecnología (un ingeniero de sistemas) o de un experto en pedagogía (un diplomado en Educación).

Para poder diseñar experiencias de aprendizaje basadas en la metodología TPACK hemos de pensar, al menos, en estos puntos:

  1. Seleccionar los objetivos de aprendizaje de la materia concreta que se va a impartir.
  2. Determinar cómo van a ser las experiencias de aprendizaje.
  3. Seleccionar y secuenciar las actividades y tareas.
  4. Seleccionar las estrategias que se van a seguir para aplicar la evaluación formativa y sumativa.
  5. Elegir las tecnologías más adecuadas para el desarrollo de las actividades y tareas propuestas, y para un aprendizaje constructivista.
  6. Elegir qué actividades y tareas se pueden realizar de forma online y cuáles pueden ser presenciales (en el caso de ir hacia el modelo híbrido que, desde Educando, vemos como el escenario más probable en septiembre 2020).

Y así volvemos al problema inicial: ¿están nuestros docentes lo suficientemente formados para afrontar este cambio? Muchos de ellos ya han recibido formación tecnológica y pedagógica, pero no han tenido tiempo de reflexión, ni ayuda en el camino de la implantación para este cambio. La realidad más común en nuestros centros educativos es que, tras un esfuerzo y una inversión considerable en formación, nadie ha llevado a cabo con los docentes un seguimiento de qué impacto haya podido tener en la transformación educativa. En estos tiempos de “enseñanza remota de urgencia” según la etiqueta de Hodges et al (2020), los docentes han aprendido la utilización de muchas herramientas a marchas forzadas y por “imperativo legal”. El docente se siente “solo ante el peligro”, con la consiguiente ansiedad que les está generando la propia situación y la manera en que están teniendo que incorporar la tecnología a su día a día.

Ellos solos han aprendido, ellos se han equivocado, ellos se han corregido, ellos han invertido sus horas para que el cambio se vaya produciendo, pero a menudo sintiéndose sobrecargados de tareas que no deberían ser asumidas en solitario.

A toda esta problemática hay que sumarle el hecho de que las tecnologías actuales están en constante evolución. Esto requiere un desarrollo de habilidades y estrategias para reciclarse continuamente en cómo usar nuevas versiones, nuevos modelos, nuevas aplicaciones y, como hemos señalado en párrafos anteriores, integrarlas con los conocimientos pedagógicos y didácticos que ya se tenían.

En Educando sabemos que los centros educativos necesitan un acompañamiento en cada momento de este proceso; asesoramiento y ayuda en este camino del cambio.

Las personas que formamos el equipo de Educando estamos muy acostumbrados a acometer este tipo de proyectos. Incorporando nuestro programa “Plan&Go Digital” y “Plan&Go Metodologías Activas” podemos ayudar a los centros desde hoy, para planificar con antelación el escenario de la vuelta en septiembre, escuchando sus problemáticas y haciendo un plan a medida de cada centro y sus docentes, con una propuesta formativa basada en el Marco de Competencia Digital docente. 

¿Quieres conocer más sobre Plan&Go? Pincha en el enlace

Andrés Fuentes

Director General de Educando