Manifiesto de Educando para la UNESCO - Soluciones integrales Para Centros Educativos | Educando.es
21057
post-template-default,single,single-post,postid-21057,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Manifiesto de Educando para la UNESCO

Manifiesto de Educando para la UNESCO

LOS FUTUROS DE LA EDUCACIÓN

Necesitamos una educación que trabaje decididamente por el respeto a la vida y la dignidad humana, la igualdad de derechos y la justicia social, la responsabilidad compartida de nuestro futuro común, basada en una relación ecocéntrica, respetuosa, de cuidado y armonía con el Planeta, y desde la aceptación de la diversidad cultural y social como la mayor de nuestras riquezas.

A corto y medio plazo, a los que formamos Educando nos parece una urgencia educativa repensar la organización curricular para que, desde aprendizajes más transdisciplinares, y con la cooperación de las personas como premisa, se pueda convertir a las escuelas, las universidades y las comunidades de aprendizaje en agentes reales de cambio capaces de trabajar en pro de la Agenda 2030, cumplir los 17 ODS y encontrar, junto a las comunidades con las que conviven, soluciones complejas para los complejos problemas del siglo XXI. Para que esto sea posible, hay que hacer también una fuerte inversión en formación inicial y continua del profesorado, mejorar sus condiciones de trabajo en todo el mundo, y trabajar también con las familias que acompañan el hecho educativo.

A medio plazo, nos parece que hemos de trabajar porque la conectividad digital sea un derecho humano. Las brechas digitales que existen actualmente están ahondando las desigualdades planetarias, algo que se ha visto a las claras con la pandemia del COVID-19. 

En un mundo cada vez más globalizado que, sin embargo, ha de atender a las distintas voces, etnicidades y culturas locales e indígenas, nos parece clave el desarrollo de la competencia global en todos los estudiantes del mundo, definida tal como la entienden Boix Mansilla y Jackson, y PISA: la capacidad de examinar cuestiones locales, globales e interculturales, de entender y apreciar las perspectivas y visiones del mundo de los demás, para interrelacionarse y comunicarnos de forma abierta, apropiada y eficaz con gentes de otras culturas, y para actuar por la paz mundial, el bienestar común y el desarrollo sostenible de todos los pueblos del mundo.

Para lograr todo esto, es obvio que necesitamos un currículo más competencial en los diferentes sistemas educativos del mundo, que ponga el foco en destrezas y habilidades blandas, actitudes y valores éticos y cívicos, en lugar de poner el énfasis fundamentalmente en conocimientos y procedimientos.

Debemos desarrollar, por encima de otras competencias, la competencia de aprender a aprender, y espolear el deseo de conocer y compartir conocimiento. no solo en el alumnado, sino en el profesorado. Solo si trabajamos por establecer redes sólidas de construcción y difusión del conocimiento pedagógico, lograremos avanzar.

Por último, pero no menos importante, nos parece clave luchar desde la educación contra la desinformación y las fake news, contra el poder de los algoritmos en nuestras vidas, contra la polarización social que se está produciendo por culpa de las redes sociales y los medios de (des)comunicación de masas, y por tanto es vital el desarrollo de una competencia y salud digital amplia en el profesorado y los aprendices de todo el planeta. 

Firmado: Equipo Educando (Andrés Fuentes García, Laura Pérez Sanchis, Jesús Torres Molina, Isabel Montiel Vaquer, Elvira Congosto Luna, David Domínguez Pérez, Elena Manrique Cobo, Ana Mirayo Feliú, Virginia Rubio de la Plaza, Laura Vázquez Tavares, Carlos Desgarrado Pereira, María Ripoll Cano, Marta Sánchez Martínez, Ana Isabel García Vázquez, José Gómez Utrilla, Silvia Corchero de la Torre,  Sandra Gómez Marrupe, Sara Solano Cornejo, Ana Alonso Martínez, Mercedes Fernández González, Carolina Hassmann y Eva Teba Fernández)