Entrevista a Valeria Corrales y Patricia Heredia del canal ValPat STEAM - Soluciones integrales Para Centros Educativos | Educando.es
20976
post-template-default,single,single-post,postid-20976,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Entrevista a Valeria Corrales y Patricia Heredia del canal ValPat STEAM

Entrevista a Valeria Corrales y Patricia Heredia del canal ValPat STEAM

Hoy, en el Blog de Educando, entrevistamos a Valeria Corrales, una joven oscense de solo 12 años, a la que admiramos muchísimo, y a su compañera y profesora, Patricia Heredia, una ingeniera de Telecomunicaciones, que la acompaña en esta aventura de la que hoy os hablaremos. Juntas crearon en 2018 el proyecto Valpat Steam Youtube Channel.

https://www.youtube.com/c/ValPatSTEAM

Un canal de Youtube dirigido a niños y a niñas que tiene como objetivo principal el motivar e inspirar a niñas para que conozcan mejor el mundo STEM y para que adquieran interés en el mundo de la tecnología. ValPat Steam Channel incluye vídeos de robótica, programación, impresión 3D, matemáticas y electrónica, y tras un asombroso (pero merecido) crecimiento durante la pandemia del COVID-19, cuenta hoy en día con más de 5200 suscriptores.

Valeria, Patricia… ¿Cómo os conocisteis? ¿Cómo surgió la química que tenéis?

Patricia: Nos conocimos hace ya casi 4 años, cuando yo acababa de dejar mi trabajo en la empresa privada y quería llevar a cabo un proyecto educativo y emprender con algo que me hubiera encantado que existiera cuando era pequeña.

Valeria: Sí, fue en un taller de robótica que hacía Patricia, en el que yo fui, si no la única, de las pocas chicas que asistieron. Me lo pasé muy bien, a mí ya me gustaban las cosas de la tecnología y había investigado por YouTube, pero me sorprendió mucho que una chica diera ese taller y descubrir tantas cosas. Además ¡me cayó muy bien, fue muy maja! 🙂

Patricia: Cuando conocí a Valeria, me ví un poco reflejada en mi “yo” de pequeña, ese interés por saber cómo ocurren las cosas, ese entusiasmo y ganas por descubrir cosas nuevas… Al los pocos meses, abría la academia en Huesca con clases por las tardes y paralelamente empezamos a trabajar con Valeria por las mañanas en ella. Al principio éramos profe-alumna, pero luego la cosa cambió, nos lo pasamos muy bien juntas, Valeria me descubre juegos y yo veo cómo aprovecharlos para aprender a programar con ellos, o descubrimos inventos en internet e intentamos adaptarlos con alguna idea loca, ¡es genial!

 

Seguro que nuestros lectores quieren saber cómo tuvisteis la primera idea para este canal…. Porque tenemos entendido que todo comenzó de un modo bastante “artesanal”, ¿verdad?

Valeria: Sí, yo ya tenía un canal en el que había subido algún vídeo de retos con mi hermano y alguna cosa que descubrí por internet. Pero cuando hacíamos proyectos con Patricia, decidimos subir algún trocito para explicar qué cosas podían hacer los niños y niñas con robótica. Entonces Patricia grababa con el móvil y yo editaba los vídeos que luego subíamos a ese canal, que decidimos llamar ValPat por nuestros nombres.

Patricia: Esos vídeos eran muy útiles para explicar a las familias, o a cualquiera que me preguntara qué era la robótica educativa. Oír que una niña o un niño con 7 años puede programar es algo que, cuanto menos, causa impacto y de esta manera se hacían un poco a la idea de qué era. Y más si lo contaba Valeria, pero sí… era todo muy artesanal ¡vaya planos! hacíamos inventos con cajas y piezas de LEGO para sujetar el móvil, ¡es que no usábamos ni trípode!

 

Sin embargo, en 2019 hicisteis una campaña de Crowdfunding. ¿Qué os hizo dar el salto? ¿Fue difícil encontrar apoyos?

En noviembre de 2017, dimos nuestra primera charla en el Women Techmakers Zaragoza, evento promocionado por Google y que visibiliza a las mujeres en el mundo de la tecnología. Ahí nos dimos cuenta que realmente tenían mucho valor esas cosas que hacíamos y no por los proyectos en sí, sino porque al grabarlos y explicarlos en charlas estábamos motivando a niñas, que nos veían como un referente para acercarse al mundo STEM. En 2018, seguimos trabajando en proyectos, participamos con otras 3 niñas  (Girls 2 Program) en un concurso internacional, seguimos grabando nosotras más videos y dando más charlas en colegios y en compañías tecnológicas (Indra y Facebook) y ese año, Valeria fue nombrada Niña Inspiradora del año, premio otorgado por la Fundación Inspiring Girls.

Y todo esto es lo que nos hizo lanzarnos a la campaña de crowdfunding, ¿qué era lo peor que podía pasar, que tuviéramos que seguir grabando con un móvil?

Indra nos dió un gran apoyo al inicio de la campaña, así como la fundación Inspiring Girls, y después otras compañías como Informática El Corte Inglés o Smartick, además de todas las personas que nos apoyaron aportando lo que podían y difundiendo y dándonos ánimo y fuerza. ¡Desde aquí a todos ellos MUCHAS GRACIAS!

 

Valeria, ¿qué te dicen tus compañeros de clase de tu pasión por la tecnología? 

Desde pequeña me han gustado mucho las cosas de tecnología, y ya con unos 6 años me di cuenta de que gracias a algunos kits como los de LEGO, podía hacer mis propios juguetes y eso me gustaba mucho. Con esa edad, mis compañeras de clase no estaban tan interesadas en esto, si yo decía que había programado un videojuego con Scratch, ellas no sabían qué era y decían que era “una pro” 🙂

Ahora, como enseñamos proyectos y damos charlas, hay muchas más niñas de mi clase que van a clases de robótica con Patricia y ya han descubierto lo guay que es programar.

Además a mis compañeros de clase les gusta mucho nuestro canal, están casi todos suscritos, y siempre me preguntan cosas de los proyectos, me dicen qué vídeo les gusta más y cosas así ¡es muy chulo!

 

Patricia, quiero compartir contigo un dato que seguro conoces, y que como mujer me parece muy preocupante. Solo 2 de cada 10 empleados en el sector de las tecnologías son mujeres, según se desprende del informe “Nuestras vidas Digitales. Barómetro de la e-igualdad de género en España”, que ha publicado hace poco el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI) en colaboración con el Instituto de la Mujer. Como ingeniera de Telecomunicaciones que eres, ¿qué techos de cristal crees que causan el que solo dos de cada diez mujeres se dediquen a la tecnología en el mundo laboral?

En mi opinión, uno de los problemas de que haya pocas mujeres en el mundo tecnológico, es que hay pocas chicas en carreras técnicas y esto es porque hay pocas niñas en primaria interesadas por el campo STEM. Esto es preocupante y más aún cuando en este ámbito es donde se desarrollarán los empleos del futuro, y por eso es importante poner soluciones para disminuir esta brecha. Algunas de las posibles soluciones están en atacar los factores que la producen como estereotipos, creencias familiares o el contexto sociocultural.

Por eso pienso que son importantes este tipo de iniciativas en la educación, todos debemos aportar algo en este sentido, por ejemplo, con nuestros vídeos en YouTube, con nuestras participaciones en eventos y apariciones en medios queremos desterrar la idea que tienen algunas niñas de que un ingeniero es una persona con casco que hace puentes o un informático es un chico con gafas y poca vida social. Queremos enseñar la parte divertida y creativa de la tecnología: haciendo ropa con luces que se conectan a internet y se mueven con los “likes” o “RT” de tu red social. Y que con tecnología se puede ayudar a personas en situaciones como la que nos ha tocado vivir con el COVID-19, imprimiendo en 3D viseras de protección para sanitarios.

En el tiempo que el canal de youtube lleva funcionando, seguro que os han sucedido anécdotas divertidas. ¿Podéis contarnos alguna?

Valeria: Cuando empezamos a usar Minecraft, yo ya había jugado mucho con mi hermano en casa, pero para Patricia todo era nuevo. Como no sabía algunos trucos, le hacíamos trampas, pero ella no se enteraba, y nos reíamos muchísimo con mi hermano.

Patricia: Cuando enseñé a Valeria a soldar por primera vez, y aunque éramos prudentes y usamos guantes, nos acabamos quemando un poco. Bueno, Valeria me quemó a mí porque puse la mano en medio para evitar el desastre. Pensé que ya no querría volver a intentarlo y cuando vio a su madre dijo: “mira mamá mi primera herida maker”, jaja!

Además nos han surgido muchas anécdotas durante la cuarentena, sobre todo a raíz de  decidir que íbamos a poner nuestro granito de arena y hacer directos cada día desde nuestro canal, para que los niños y niñas que estaban en casa pudieran programar, diseñar y utilizar tecnología con nosotras de una manera divertida. Cientos de niños y niñas se conectaban a diario, y nos reíamos mucho, al final nos hicimos amigos y creamos una gran comunidad de pequeños apasionados por la tecnología.

Además, habéis recibido numerosos premios y reconocimientos por vuestra labor. ¿Cuáles recordáis como los más especiales?

Valeria: para mí el más especial fue el premio a Niña Inspiradora del Año, además de por todo lo que implica y el honor de saber que otras niñas me ven como referente, hubo una gala de entrega de premios presentada por Christian Galvez y estaba muy emocionada por conocerlo y después más aún cuando me enteré que el premio me lo iba a entregar Nathalie Piquot, la directora de Twitter en España.

Patricia: a mí me gustó mucho el premio a la trayectoria y Empresa Junior en la XIX Noche de las Telecomunicaciones. Ver a compañeros y profesores de Universidad y que desde el propio Colegio de Ingenieros de Telecomunicación reconozcan tu trabajo es un gran orgullo y da fuerzas para seguir por ese camino, ya que el mundo del emprendimiento no siempre es fácil.

Valeria, Patricia, nos ha encantado charlar con vosotras. Muchísimas gracias por vuestro tiempo y atención, seguiremos pendientes de vuestras noticias y todos los proyectos que hagáis crecer.