Seis razones educativas por las que merece la pena ver Eurovisión este año - Soluciones integrales Para Centros Educativos | Educando.es
19842
post-template-default,single,single-post,postid-19842,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Seis razones educativas por las que merece la pena ver Eurovisión este año

Seis razones educativas por las que merece la pena ver Eurovisión este año

Quedan pocos días para el festival de Eurovisión, que este año se celebrará en Lisboa el 12 de mayo tras el triunfo de “Amar pelos dois” el pasado año.

Más allá de las polémicas sobre qué leen Amaia y Alfred, el sistema de votaciones, la elección más o menos justa de candidatos, si debería sonar también la música en directo como antes, si es un festival “friki” o simplemente espectacular, os propongo centrarnos en algunos aspectos positivos que sustentan este evento seguido por una audiencia media de 180 millones de telespectadores de todo el mundo.

Determinar cuáles son las buenas canciones que se presentan a este festival no es tarea sencilla. Depende del gusto y criterio de cada uno, pero con mirada educativabuscamos buenas melodías, buenas letras, buenos intérpretes y una escenografía que esté a la altura.

Los favoritos según las encuestas de votos no siempre cumplen estos cuatro requisitos, así que os propongo disfrutar con algunas canciones al margen del puesto que consigan en la semifinal (8 y 10 de mayo) o en la final (12 de mayo).

¿Es educativo proponerles a nuestros hijos o alumnos ver el festival de Eurovisión?

A partir de cierta edad sí.

  1. Sí, porque acerca culturas. 

Desde 1956 se han ido integrando países y de las siete naciones iniciales contamos, en este 2018, con 43 países, entre los que se encuentran algunos tan sorprendentes como Australia. Y es que los que se quedaron en el “La, la, la” (1968) quizá no sepan que la etiqueta “Eurovisión” no se refiere a países europeos, política ni geográficamente hablando, sino a los países miembros de la Unión Europea de Radiodifusión. Se retransmite en todo el mundo, incluso en países no participantes; y, premiando su fidelidad, en ocasiones se invita a participar a ciertos países sorprendentes. Este es el caso de Australia.

A veces nos creamos imágenes de otros ciudadanos del mundo llenas de prejuicios. Este festival ayuda a acabar con etiquetas injustas y descubrir que, al mismo tiempo que cada país tiene unas raíces musicales distintas, también contamos con muchos puntos en común respecto a estilos, armonías, instrumentos, aspecto físico, contenidos, costumbres, etc. Un ejemplo de ello puede ser la apuesta armenia “Qami”, de Sevak Khanagyan, una metáfora preciosa interpretada en armenio que habla sobre el viento, pero con un aire pop muy universal, pues podría cantarla en castellano David Bisbal y estaría dentro de los parámetros de la música latina más escuchada.

  1. Sí, porque se pueden trabajar muchos contenidos curriculares. Aquí van tres ejemplos:

Geografía

Verlo con un mapa mudo y localizar los países según van actuando puede ser una tarea divertida y constructiva. También se pueden preparar preguntas y retos interesantes al respecto. Dejamos como ejemplo una ficha de trabajo que puede servir a partir de 3º de Primaria. (Descarga desde este link la ficha de trabajo)

Matemáticas

Al finalizar el concurso, se recogen todas las puntuaciones en una tabla con la que se pueden realizar múltiples propuestas de trabajo. Por ejemplo: agrupar los países más votados según su situación geográfica (países de Europa del Este, mediterráneos, Europa Central, escandinavos, etc.) y comparar así el éxito de sus canciones, sus progresos a nivel de votos en los últimos años, etc. Se pueden crear gráficos y estadísticas o también inventar retos matemáticos utilizando las tablas oficiales.

Para los más avanzados y motivados, los que aguanten hasta el final las míticas votaciones en directo, será imposible dejar de hacer multitud de cálculos que van vaticinando los candidatos que se descartan y los que posiblemente quedarán en los primeros puestos. La verdad es que esta parte es divertida y bastante emocionante.

Gentilicios y otras lenguas.

La mayoría de los países interpretan sus temas en inglés. Trabajar las letras utilizando las canciones como dictado es una actividad muy divertida y eficaz para reforzar objetivos de las programaciones, siempre que comprobemos que su contenido no sea contraproducente. Otros países cantarán en su lengua: Albania, Armenia, Eslovenia, Georgia, Grecia, Hungría, Montenegro y Serbia. Además, todos los países del “Big 5” menos Alemania, cantarán en sus lenguas oficiales. Otros países, como Islandia e Israel, incluirán alguna frase en sus respectivas lenguas, aunque el inglés será el idioma principal de sus propuestas. Por ello existen muchas posibilidades lingüísticas que mejorarían los aprendizajes de los alumnos a través de una propuesta actual y divertida que está al alcance de todos. Hablar de los temas y artistas preferidos obliga de manera natural a ampliar vocabulario y aprender los gentilicios de esos países.

Se pueden trabajar muchos otros aspectos curriculares, crear preguntas e investigar de manera lúdica mientras disfrutamos de un espectáculo actual. Es importante que los chicos estén acompañados de un adulto, pues hay que estar preparados para afrontar un evento del siglo XXI en el que puede pasar de todo: desde que gane una cantante guapísima con barba, hasta que salga un espontáneo con una barretina catalana, pasando por un calvo imprevisto difícil de esquivar para el magnífico equipo de realización que vela por uno de los mejores directos que se retransmiten hoy por hoy en el mundo.

  1. Sí, porque propone una reflexión sobre la actualidad política, social y humanitaria a través del arte escénico musical.

Aquí van dos ejemplos:

Este año Madame Monsier, el duo francés, nos regala “Mercy”, un elegante tema que cuenta la historia de una bebé nigeriana de nombre Mercy que nació en marzo de 2017, en un barco humanitario en pleno viaje migratorio cruzando el Mediterraneo. “Misericordia” y “Gracias”, respectivos significados en inglés y francés del título de la canción, ayudan a dar un sentido positivo a la crisis migratoria. Un tema sobre el que se puede pensar mucho. Los alumnos de secundaria y bachillerato y los adultos podemos sacarle partido, y además, está interpretado en francés.

Italia también canta en su lengua. Fieles a sus raíces, Ermal Meta y Fabrizio Moro interpretan “Non mi avete fatto niente”, canción que recorre la situación geográfica de las heridas más recientes del terrorismo y que también es capaz de decir: “pero lo más importante es el espacio de un abrazo”.

Seguimos buscando aspectos constructivos del festival, aun sabiendo que las canciones más completas no tienen por qué quedar entre las diez primeras, pues los criterios y sistemas de votación funcionan bajo otros parámetros que no me voy a molestar en analizar aquí porque no merece la pena…

Continuamos: ¿Puede ser Eurovisión 2018 una oportunidad educativa?

  1. Sí, porque podemos trabajar la educación emocional. 

Acostumbrados a una gran mayoría de canciones frívolas y superficiales sonando a nuestro alrededor, se agradece escuchar temas que ponen palabras a nuestras verdaderas inquietudes y preocupaciones. Es el caso de Alemania con su “You let me walk alone” de Michael Schulte. Es una canción dedicada al amor de la familia cantada por un joven que agradece lo recibido, sabiendo lo difícil que es educar en libertad. Un precioso tema para trabajar también en tutoría y escuelas de padres.

Otro tema de gran sencillez y sensibilidad es la apuesta del país anfitrión: Portugal. Cláudia Pascoal e Isaura se desnudan con “O jardim” para contar una promesa que Isaura le hizo a su recién fallecida abuela. Algo tan tierno y sencillo como que cuidaría las plantas de su jardín. Un gesto de amor a los mayores que tampoco debemos permitir que pase inadvertido.

“Stones” de los hermanos suizos Zibbz es una canción con gran fuerza en su música y en su letra que puede ayudar a nuestros alumnos a ser ellos mismos y no dejarse llevar por ese vicio de criticar a destajo que nos inunda en las redes sociales. También los búlgaros Equinox proponen un tema moderno y estiloso que invita a amar más allá de los huesos, de ahí su título: “Bones”.

  1. Sí, porque nos permite descubrir grandes artistas con los que fascinarnos.

Como podréis imaginar, hay de todo, pero en general muchos intérpretes sorprenden con sus capacidades interpretativas, algunas virtuosas, dentro de diferentes estilos.

Es el caso del albanés Eugent Bushpepa que con su tema “Mall” habla de un amor apasionado para el que afina con arte y personalidad sus gritos a veces desgarradores. Y como él, entre los 43 países participantes, hay alguno más… Elina Nechayeva canta divinamente “La Forza” representando a Estonia con un tema de pop lírico que se diferencia drásticamente del resto.

  1. Sí, porque podemos disfrutar jóvenes y no tan jóvenes unidos por la música.

Aunque el festival acoge otros estilos musicales, el pop en todas sus versiones es el más habitual y podemos percibir cómo va evolucionando este estilo sencillo que expresa, con voces naturales y música comprensible, ideas sobre las que merece la pena reflexionar. Un ejemplo de ello puede ser Sennek, la cantante belga que interpreta “A matter of time”, una canción bonita y actual para reflexionar sobre cómo vivimos desde un punto de vista emocional y que anima a cambiar lo que no nos gusta.

Añado ejemplos más bailones con los que es difícil permanecer sentado. Por un lado, la rompedora canción israelí de aires feministas, muy llamativos pero poco elegantes, “Toy” interpretada por Netta.   Por otro lado “Lie to me”, canción que representa a la República Checa, interpretada por Mikolas Josef, recientemente lesionado durante un ensayo. Un tema de contenido alocado, pero muy rítmico y pegadizo.

En fin, un festival que, a pesar de sus fallos y controversias, según cómo lo miremos, puede aportarnos un punto de luz para educar positivamente. Yo os animo a verlo con amigos y familia para disfrutar de un espectáculo de gran envergadura que nos ayudará a conocer mejor el mundo en el que vivimos y a nosotros mismos pasando un rato entretenido. Desde hace unos años lo he utilizado con mis alumnos y ha merecido la pena.

¡A disfrutar con EUROVISIÓN 2018!

Nos vemos el 12 de mayo.

Simplemente Maestra – Amanda García Sanz

Enlace para ver los 43 videos oficiales:

https://www.youtube.com/watch?v=o-i2Rjbq8nw&list=PLdmNpHN0ijaP25HJl2_Rn31RlLyMt6EJP&index=1