Escala de evaluación de la inteligencia emocional - Soluciones integrales Para Centros Educativos | Educando.es
166
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-166,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Escala de evaluación de la inteligencia emocional

MODELO COMPETENCIAL DE EVALUACIÓN DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL A TRAVÉS DE:

ESCALA DE EVALUACIÓN DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL (EEIE)

Desde los centros educativos no es posible alcanzar  el desarrollo global de los estudiantes sin tener en cuenta la educación emocional de niños y adolescentes. Este hecho justifica la necesidad de llevar a la práctica programas educativos con objetivo de desarrollar la Inteligencia Emocional.

 

No obstante tales programas o acciones, como cualquier otra acción educativa intencionada, deberán cumplir unos objetivos, unos contenidos a tratar y una evaluación.

 

La escala que se presenta es el instrumento adecuado para ser utilizado como instrumento de evaluación que permite conocer el nivel de partida o las necesidades que presentan los estudiantes en el ámbito emocional. También el instrumento permite guiar las acciones encaminadas al desarrollo de las competencias emocionales.

 

La escala ha sido elaborada por un grupo de investigadores de la UCM a partir de la revisión de los distintos enfoques y modelos teóricos que han abordado el desarrollo de la Inteligencia Emocional.

 

La escala evalúa tanto las habilidades o destrezas del alumno en relación a su propia persona (competencias intraemocionales) como aquellas habilidades que se han generado en el alumno a partir de su adaptación al medio más cercano y que pone en práctica en relación a sus iguales (competencias interemocionales).

 

El instrumento ha sido validado para ser usado desde 5º curso de Primaria hasta 2º curso de ESO y presenta una buena consistencia interna con un Alpha de Cronbach 0,85.

 

La escala permite, basándose en los percentiles, distribuir a los estudiantes en cuatro categorías en función de su nivel global de IE. Además ofrece una puntuación perfil para cada una de las nueve competencias que evalúa, posibilitando así cuáles son las áreas o dimensiones de mejora del  estudiante, así como aquellas fortalezas que posee en el ámbito emocional.

 

Su aplicación es fácil y puede ser realizada tanto por el Departamento de Orientación de los centros, como por profesores y tutores. El tiempo medio utilizado por los estudiantes en cumplimentar la escala no supera los 20 minutos.

 

La escala aporta información que en muchas ocasiones puede ser desconocida por los profesores del alumno e incluso por su familia.